Cerveza egipcia de 3.000 años de antigüedad

Una investigación arqueológica revela una cerveza egipcia con tomillo y amapola adormidera de 3.000 años de antigüedad. Patrick McGovern es el arqueólogo que ha analizado los residuos de antigua cerámica en los que hay restos de esta receta alcohólica. Y ha empezado a colaborar con el pub británico Dogfish Head, el cual sirve cerveza producida en base a esta receta de miles de años de antigüedad cuyos ingredientes importan directamente desde Egipto. Mc Govern es el mayor experto en bebidas fermentadas del mundo antiguo y ha identificado también la cerveza más antigua conocida de 3.400 años, hecha de cebada, en las Montañas Zagros en Irán, el vino de uva más antiguo, también en Irán, del año 5.400 a.C y un brebaje alcohólico en el valle del Río Amarillo en China de unos 9.000 años. Los antiguos eran muy propensos a “enriquecer” sus bebidas con todo tipo de sorprendentes ingredientes como aceite de oliva, mirto, queso, zanahoria, hierbas, e incluso alucinógenos como la amapola adormidera o el cannabis. La receta egipcia es el resultado del trabajo de investigación realizado en la tumba del Faraón Escorpión I, y en ella se descubre una curiosa combinación de sabores como el tomillo y el coriandro, según muestran los residuos de las libaciones del enterramiento del faraón en el 3.150 a.C. Otros datos los aportó el aún más temprano lugar de Wadi Kubbaniya, yacimiento del alto Egipto de 18.000 años donde se encontraron piedras con restos de sorgo, juncos, palmera y manzanilla, lo que indica que muy posiblemente estaban haciendo cerveza.